Toggle menu
Close article

John, director general de Spiecabag Australia, Australie

Aquí, el principal desafío es cubrir rápidamente las largas distancias

”Spiecapag lleva 35 años trabajando en Australia y 25 en asociación con la empresa australiana Lucas Engineering & Construction. En 2015, cuando los proyectos empezaron a multiplicarse, decidimos establecer una entidad permanente en el país. Tenemos oficinas en Brisbane, en la costa este, y un centro logístico en Toowoomba, a un centenar de kilómetros hacia el interior. Desde esta base australiana, nuestro radio de acción abarca Australia, Nueva Zelanda y Papúa Nueva Guinea.

Así, en 2014 culminamos un proyecto de gaseoducto en el estado de Queensland, en el este de Australia, y más recientemente otro en el oeste del país para abastecer en gas a una mina de oro. Actualmente, estamos desplegando un pipeline de 165 kilómetros en los estados de Nueva-Gales del Sur y Victoria. El desafío, en un país como Australia, no consiste en atravesar zonas complejas, sino que en cubrir las largas distancias lo más rápidamente posible. Comparado con Europa, los diámetros de las canalizaciones son menores, pero para ser competitivos tenemos que instalar a diario conductos de hasta 5 kilómetros, y no de un centenar de metros…”.