Toggle menu
Close article

Torre MLC, Sídney, Australia

La torre MLC, edificio histórico de más de 60 plantas y 220 m de altura, que había padecido los azotes del tiempo desde su construcción en 1977, ha recobrado una segunda juventud. El proyecto abarcaba la evaluación del estado de la fachada exterior, la restauración del desempeño y la resistencia de los elementos de fachada, la restauración del aspecto estético del edificio y la provisión de un plan de mantenimiento específico.

Para renovar los 35.000 m² de fachada, los equipos de Freyssinet desplegaron un conjunto de soluciones, como una protección catódica de las armaduras o la instalación de un hidrófugo en crema a base de silano sobre las superficies.

Aportar un nuevo lustre sin molestar a los vecinos

Dado que las obras se realizaban en ámbito ocupado, se tomaron muchas precauciones para  minimizar las molestias ocasionadas a los vecinos: encapsulación de las zonas de trabajo, plataformas de trabajo especialmente desarrolladas… En total, el nivel sonoro se redujo en 25 dB.

Esta operación de “cirugía estética” ha vuelto a aportar todo su lustre a este edificio emblemático de la skyline de Sídney.