Toggle menu
Close article

Lewis and Clarke Bridge - East End Crossing, Louisville, Estados Unidos

La puesta en servicio de esta infraestructura que une la ciudad de Louisville, en el estado de Kentucky, con el sur de Indiana, permite descongestionar el tráfico y mejorar la seguridad del transporte.
El grupo concesionario encabezado por VINCI Highways, filial de VINCI Concesions, se encarga de la operación, el mantenimiento rutinario y la renovación de una parte importante de la infraestructura del East End Crossing por una duración de 35 años. Se trata de uno de los principales proyectos de mejora de las redes de transporte en Estados Unidos y el primer proyecto de infraestructura viaria en APP realizado por VINCI en el país.

La apertura al público supone el fin de cuatro años de diseño y obras, a cargo de un agrupación entre Walsh Construction (60%) y VINCI Construction Grands Projets (40%).
La nueva infraestructura incluye un puente atirantado de 762 metros sobre el río Ohio con dos pilones emblemáticos en forma de diamante, cuya auscultación en tiempo real corre a cargo de Sixense, un túnel de dos tubos de 512 metros próximo al puente del lado de Kentucky, 19 obras de ingeniería corrientes, así como las obras de mejora de la red viaria y de las infraestructuras asociadas. En materia de seguridad, la fase de construcción concluyó con éxito: más de 1.100 días trabajados sin ningún accidente con baja laboral.

El impacto social y económico de este proyecto, esperado desde hace más de 50 años, permitirá descongestionar el tráfico y en los próximos años debería crear varios miles de puestos de trabajo en ambos estados. En noviembre de 2016, el proyecto recibió la certificación EnvisionTM Platine del ISI (Institute for Sustainable Infrastructure – Escuela Superior de Diseño de Harvard) por su gestión sostenible.