Toggle menu
Close article

Instalaciones geotérmicas, Tremblay-en-France, Francia

La red térmica, alimentada por un pozo geotérmico doble que explota el acuífero calcáreo de Dogger situado a unos 2.000 metros de profundidad y con un agua cuya temperatura va de 55° a 80°C, necesitaba un nuevo pozo térmico doble (pozo productor y pozo inyector) para tomar el relevo de la antigua instalación que se acercaba al final de su ciclo de vida. Dicho pozo lo realizó en 2015 Entrepose Drilling a 2.000 metros de profundidad donde se encuentra la capa de agua caliente.

En paralelo a la puesta en servicio de este nuevo pozo, en 2016 se iniciaron las obras de abandono definitivo de los pozos perforados en 1983. El proyecto fue atribuido a Entrepose Drilling. La intervención de los equipos sobre el terreno comenzó en octubre de 2016. La obra, que se prevé que dure entre 3 y 4 meses, deberá conducir al abandono de los pozos según las buenas prácticas en la materia.

Tremblay-en-France ha optado por la reconducción de la geotermia durante 30 años más. Esta energía natural, que se distingue por su carácter económico y sostenible, será la fuente de suministro para la producción de calefacción y de agua caliente de unas 4.300 viviendas del centro de la ciudad y de varias instalaciones públicas.