Toggle menu
Close article

La torre La Marseillaise, proyecto ejemplar de la nueva fachada marítima de Marsella

19 novembre 2018

Redefiniendo la skyline y la fachada marítima de Marsella, La Marseillaise, desarrollo del promotor Constructa y diseño del arquitecto Jean Nouvel, marca el segundo acto del gran proyecto de restauración de las dársenas de Arenc. Con una altura de 135 metros, La Marseillaise abarca 35,000 m² de oficinas distribuidos en 31 pisos. Esta torre alberga también un restaurante interempresarial, una guardería de 26 cunas y cinco comercios ubicados a los pies del inmueble.

Con la construcción de La Marseillaise, VINCI Construction Francia confirma, a través de sus filiales marsellesas GTM Sud y Travaux du Midi, su experiencia en la realización de edificios de gran altura y de proyectos de envergadura con desempeño de tecnologías de punta en sitios altamente urbanizados. Una proeza técnica en un entorno complicado Construida al borde del mar sobre suelo particularmente rocoso, expuesta a los vientos marinos y rodeada por una vía férrea y una autopista urbana, la torre La Marseillaise es un logro técnico e innovador.  

Una obra ejemplar en temas ambientales y sociales

Esta obra respetó los diez criterios del sello de calidad Attitude Environnement, el ecocompromiso de VINCI Construction Francia para construir de manera responsable. En ese sentido, se prestó particular atención al tratamiento de desechos, del agua y de la electricidad. Por ejemplo, los equipos implementaron un seguimiento riguroso de la separación de residuos, que permitió alcanzar un 96% de valorización de desechos (contra un 80% exigido por la norma). En términos de rendimiento energético, el proyecto cumple con la reglamentación térmica 2012, superándola en un 10% y, al apuntar a las certificaciones ambientales NF HQE® Nivel excelente y LEED® Gold, la torre cumple con las normas más rigurosas del momento. Esta obra es, además, ambiciosa en términos de inserción laboral, ya que generó 52,600 horas de trabajo, así como 42 contrataciones, en lugar de las 8,700 horas y de las 29 contrataciones previstas inicialmente. En el momento de mayor actividad de la obra, este proyecto llegó a movilizar una fuerza de trabajo de 600 personas.